Respuestas asincrónicas en el trabajo remoto

HomeDesarrollo personal

¿Cuál es la diferencia de la comunicación sincrónica a la asincrónica? 


Pues bien, un mensaje en comunicación asíncrona puede ser enviado en cualquier momento, sin importar si el receptor está listo o no. Por ejemplo, un correo electrónico o una tarea delegada por un medio digital. De esta manera, el receptor puede reaccionar cuando quiera o cuando pueda. Por otro lado, la comunicación síncrona depende completamente del tiempo, todas las partes necesitan estar disponibles al mismo tiempo ya que es necesario que estén sincronizadas (Nozbe, 2018).


Con relación a lo anterior, durante el trabajo presencial, es común acostumbrarse a estar en constante interacción para resolver dudas, aclarar temas o simplemente compartir las ideas y avances. En contraste, cuando se trabaja de manera remota, esa comunicación se vuelve asincrónica por lo que esa interacción se reduce y, por lo tanto, las respuestas también.  Ante esta situación de comunicación asincrónica, se puede generar cierta crisis o ansiedad de no estar recibiendo respuestas inmediatas como se hace de manera presencial. Para ello se puede establecer los siguientes consejos:

· Paciencia: es fundamental que en este proceso se comprenda que no funciona igual al trabajo presencial, por lo que se debe tener paciencia y estar consciente que es parte del cambio. Se debe aprender a saber continuar con el trabajo sin tener que depender de una respuesta inmediata, y si en realidad depende, se puede ir adelantando otras cosas para no perder el tiempo.

· Acuerdos previos: es importante que previamente establezca con el equipo cuáles canales serán los de emergencia, por ejemplo, un canal de chat de emergencias en vez de correo, o bien, una llamada. Cabe recalcar que existe una línea muy delgada entre lo que para uno es ‘’urgente’’ y lo que en realidad merece la pena y es crucial una respuesta inmediata. En estos casos, que pueden ser comunes, establezca reglas con su equipo de en qué casos se considera crucial una respuesta y en qué otros no para que no se tenga que estar interrumpiendo a todo el equipo para cualquier cosa. 

· Elegir a las personas: también es útil establecer con qué persona es esencial que se esté manteniendo comunicación (esto ya depende del área, circunstancias y las tareas), pero esto involucra establecer previamente con qué personas acudir a enfocarse en atender dudas para que, entre pares, se pueda ir agilizando el trabajo y no tener que acudir a todo el equipo cuando en realidad se puede resolver con una sola persona. 


Asimismo, para poder adaptarse a la comunicación de manera remota, es importante conocer las ventajas de la comunicación asincrónica según (Nozbe, 2018):

Mayor concentración: Seguramente sabes cuánto te tarda en concentrarte en algunas ocasiones. Y la mayoría de tus tareas importantes requieren tal estado de ánimo para hacerlas bien, ¿no? Pues bien, el hecho de ya no tener interrupciones presenciales favorecerá tu concentración en tu trabajo.


Mayor productividad: al no tener esa interacción presencial, se vio que automáticamente se refuerza el enfoque y concentración, lo que permite que se trabaje por mayor tiempo prolongado y finalmente sacar más trabajo adelante y resultados más rápidos.


Registro: de esta manera se tiene un registro de lo que se ha dicho y compartido, mientras que con la comunicación síncrona a menudo no se registra. Si se hace, las notas pueden ser subjetivas o estar incompletas.


Pensar con más profundidad: da a la gente la oportunidad de pensar antes de responder (las respuestas inmediatas no siempre son las mejores).


Ahora bien, ya que se vio esta nueva perspectiva de las cosas, la idea aquí es no dejar de indicar al resto de miembros del equipo que a veces necesitas contar con su respuesta o reacción para hacer algo, pero que  también respetas su tiempo y eres capaz de esperar la respuesta pacientemente. Si están libres o manejando algo que requiere menos atención, pueden responder y contribuir de inmediato. Si están ocupados, trabajando en una tarea importante, si tienen la oportunidad de leer tu mensaje, idealmente podrían avisar que te responderán en cuanto acaben (Nozbe, 2018).


Recuerda, la clave de todo está en la organización del equipo y los acuerdos que se establezcan para que no existan malentendidos. Asimismo, es importante incorporar las herramientas adecuadas como medios de comunicación para que se pueda agilizar las interacciones importantes respetando al mismo tiempo la concentración y tiempo del otro.


Referencias:

Nozbe. (2018) Comunicación asincrónica: un aumento superior de la productividad. Recuperado de https://nozbe.com/es/blog/asynchronous/


Escrito por
Paulina Girard