Implementa y evalúa tu curso

HomeEdtech

Este modelo (ADDIE) es un clásico en el diseño instruccional, su importancia radica en qué es uno de los más antiguos y más utilizados en todo el mundo. Se trata de un modelo que consta de cinco fases:

 

Análisis.- Durante esta fase se evalúan las necesidades y objetivos de formación, se establece qué es lo que se busca que los usuarios aprendan y los contextos de formación que se deberán afrontar.

Diseño.- Con la información obtenida en la fase de análisis, se establecen rutas de enseñanza-aprendizaje, se definen los materiales didácticos, se planifican y se definen aspectos como la duración y estructura de las sesiones.

Desarrollo.- Durante esta fase se crean todos los contenidos que se definieron como necesarios en la fase de diseño, se crean materiales didácticos, cursos, recursos de evaluación y dinámicas de aprendizaje.

Implementación.- En esta fase del modelo, los materiales que se desarrollaron en las fases anteriores son empleados en un escenario real de aprendizaje; es decir, se ejecutan los planes y programa diseñados.

Evaluación.- Por último, se realiza una evaluación sobre la pertinencia de los planes y materiales implementados para el diseño de cursos posteriores.

 

La etapa de implementación es dónde el material creado entrará en contacto con los usuarios finales y conocerás las primeras opiniones preliminares sobre tu curso, y estas opiniones serán confirmadas al momento de la evaluación.

En la evaluación podemos conocer si el curso fue  útil, si los contenidos fueron relevantes, y si estarían interesados en continuar con este tipo de formación. Esta información será de mucha ayuda para la creación de nuevos programas o cursos.


Escrito por
Daniela Benavides