Desarrolla creativamente tus cursos

HomeDesarrollo personal

¿Qué necesitas para desarrollar de manera creativa tus cursos?

Primero que nada, hay que definir qué es la creatividad, Manuela Romo la define como “ la forma de pensar y actuar en un ámbito específico; para alcanzar las cuotas más elevadas de creatividad es necesaria una dedicación absoluta y casi exclusiva a ese trabajo.”

Todos somos capaces de tener un pensamiento creativo, nuestro cerebro está preparado para pensar en ideas para poder resolver un problema de la manera más rápida e innovadora posible. 

Conoce a tu audiencia, ya que ellos van a ser los que vean o lean tu contenido, siempre haz encuestas para entender sus necesidades y preocupaciones. 

Realiza actividades alternas

Es esencial, cuando se piensa tanto en escribir algo productivo y original, realizar actividades paralelas de esparcimiento. Dejar todo para ir a un lugar distinto por un momento. Tomar café, una bebida estimulante. Cantar bajo la ducha. Recrearte.

En estos descansos puedes acceder a lugares abiertos, lejos del encierro que limita las ideas. Además, es una buena forma de liberar la mente escuchar música nueva. Todas estas actividades descansarán la mente y la van a predisponer para escribir con todo su potencial creativo.

La importancia del modo de la escritura y la investigación del contenido 

A veces, el hecho de estar sentado en una computadora limita las capacidades creativas. Mucho tiempo sentado frente a un monitor, con distracciones tan fáciles de encontrar, no es lo mejor. Es recomendable ir modificando el modo de desarrollar las ideas para poder generar contenidos creativos de forma exitosa.

Puedes elaborar listas para organizar lo que va surgiendo. Para esto, además, es bueno tener un cuaderno siempre a mano. No sería oportuno que se te ocurra algo interesante y que no tengas donde anotarlo.

Interacción 

El contacto con otros seres humanos es peligroso fundamental. Si bien uno se puede dejar llevar por el encierro, el trabajo, las obligaciones y las comodidades, trabajar con personas o dialogar con ellas es la fuente de ideas más importante.

También debes saber de qué tipo de personas rodearte, aquellas que trabajan en ámbitos o áreas más creativas. Esa es la gente propicia con la cual interaccionar, colaborar y buscar la retroalimentación necesaria para un intercambio de ideas creativas.

Toma riesgos

Debes tomar riesgos, animarte. Si, en general la labor del redactor se ve afectada por estructuras impuestas por quienes contratan. Si vas a contratar, debes saber que no siempre exigir un contenido rígido y predeterminado es beneficioso para tu proyecto.

Sin embargo, el redactor debe animarse a romper las reglas, no dejarse limitar las estructuras. Si bien siempre respetando las decisiones del cliente. Hay un margen de maniobra donde se puede ver la mano de quien escribe.

Como redactor no debes buscar siempre la perfección, ni tampoco dejar de practicar. Siempre debes mantener la paciencia y la constancia. No lo fuerces, va a salir en el momento indicado.

Termina lo que empiezas 

Si trabajas en proyectos largos, puede ser una tarea desgastante. Y ver todo lo que tienes por delante sólo actúa de manera negativa ante tu estado de ánimo. Es por esto que debes ir buscando pequeños logros. Ponte objetivos y completarlos.

Si tienes una idea anótala rápido, mantén ordenado tu lugar de trabajo. No te olvides de divertirte. Son las maneras más adecuadas de lograr concentración para terminar tu trabajo y sentirte orgulloso de lo que creaste.

Ya ves que la tarea del redactor no es simple, lleva dedicación y paciencia. Si luego de ver que tu contenido es lo más relevante del proyecto y no tienes el tiempo ni la concentración suficiente para dedicarle, puedes contar con la posibilidad de contactarte con personas que se dediquen exclusivamente a ello. Asegúrate que el contenido sea el rey de tu proyecto.











Escrito por
Daniela Benavides