Claves para convertir tu empresa en una organización ágil

HomeInnovación

Empresas globales como Spotify y Riot Games han hecho de la agilidad la clave para conseguir 286 millones de usuarios y una facturación hasta de US$1.6 mil millones de dólares (respectivamente). Se ha comprobado que ser una organización ágil permite a las empresas crear nuevas oportunidades y preservar su valor a través de una rápida reconfiguración de estrategias, estructuras, procesos y tecnologías, ¿te interesa convertirte en una organización ágil? Si la respuesta es sí, aquí te compartimos algunos consejos para comenzar.

Diferencias entre organización tradicional y organización ágil

Las organizaciones tradicionales están construidas con una jerarquía estructural y en silos, mientras que las organizaciones ágiles están formadas por una red de equipos que operan en ciclos de aprendizaje y decisión rápidos. En una organización tradicional los objetivos y la toma de decisiones se transmiten desde la cima de la jerarquía, a diferencia de una organización ágil cuyos objetivos se crean en cascadas de forma top down y bottom up.

3 claves para acelerar tu camino a la agilidad

1. Comienza de forma gradual

No busques implementar el modelo ágil de tajo, prioriza qué áreas de la empresa son más receptivas de adaptarse a un modelo ágil y comienza con ellas. Esto ayudará a que el resto de áreas o departamentos que sigan más adelante, tengan más tiempo para observar, probar y establecer ciertas medidas clave cuando llegue su turno de su implementación.

Las características que deben tener los equipos que elijas son:

✔️ Disrupción. Identifica las unidades de negocio que tengan un mayor potencial de crecimiento a través de la innovación disruptiva. 

✔️ Resiliencia. Valida que tengan una cultura y formas de trabajo resilientes (que sean capaces de fracasar rápidamente y seguir adelante aprendiendo y optimizando sus procesos).

Los servicios compartidos como finanzas, pueden estar mejor enfocados si se mantienen bajo un modelo jerárquico más tradicional.

2. Experimenta, optimiza y aprende rápido

Cambia la perfección por la rapidez y el aprendizaje. No esperes a que tu primer arquitectura y procesos sean perfectos para comenzar, como lo dijo Reid Hoffman, el fundador de LinkedIn, moverse rápido y romper cosas te dará dos grandes beneficios:

✔️ Dejar atrás las suposiciones: el cómo crees que tu organización reaccionará al nuevo cambio y procesos pueden ser suposiciones erróneas, es mejor enfrentar la realidad y solucionar rápido.

✔️ Más ciclos de retroalimentación: piensa que entre más pronto lances, más aprendizaje tendrás y más tiempo de resolver el feedback que tus colaboradores te den en cuanto al nuevo cambio.

3. Fomenta un cambio de cultura

Dale un refresh a las habilidades y comportamientos de tu equipo. Aunque está claro que transformar la cultura y formas de trabajo es la clave para adoptar un modelo ágil, muchas organizaciones no logran planificar este cambio en competencias, cultura e incluso en la suma de nuevos roles obvios como gerentes de producto y coaches ágiles. 

Por otro lado, es posible que no todos los empleados quieran o sean capaces de trabajar con modelos ágiles. Por ello, debes considerar una estrategia que te permita construir tu propio talento ágil a través de programas de desarrollo de competencias.

3 tips para construir un equipo exitoso

✔️ Define el nuevo marco de liderazgo: ¿Cuáles deben ser las características y conocimientos de tus líderes? y ¿cuáles serán los comportamientos necesarios para liderar dentro de tu modelo organizacional ágil? Es posible y común que algunos tus actuales líderes no tengan las capacidades adecuadas para liderar en una estructura ágil.

Adopta una  gestión estratégica de talento, enfocándote en la demanda de nuevas capacidades y aptitudes para tu fuerza laboral. Elaboren un Plan Individual de Desarrollo por colaborador que les permita atraer, crecer y retener a los mejores talentos en un entorno en el que todos en el mercado atraviesan por una crisis de talento.

✔️ Planifica la adquisición y el desarrollo de nuevas habilidades como scrum y pensamiento estratégico, también de capacidades relacionadas con el conocimiento del cliente, el diseño centrado en el ser humano y el análisis de negocios.

✔️ Actualiza el proceso de gestión del desempeño. Debe reflejar los requisitos y las oportunidades que ofrece un modelo ágil de desarrollo personal acelerado, una retroalimentación continua en relación con los principales indicadores comerciales y un modelo de carrera más flexible.

¿Te interesa transformar tu empresa tradicional en una organización ágil? Si es así, concéntrate en tu gestión de talento. Pide una demo y descubre como nuestra plataforma te permite desarrollar nuevas habilidades y competencias en tus equipos.

Escrito por
Zamahara González