4 consejos para ser un líder empático

HomeCapital Humano

¿En cuántos feeds de LinkedIn has leído la frase: “La gente no renuncia a las empresas, renuncia a los malos líderes”? Posiblemente en más de un par de perfiles, y es que la relación que un colaborador tiene con su jefe es la clave para que este permanezca en su organización, motivado y con alto desempeño, por esta razón hoy queremos contarte acerca del liderazgo empático, la cualidad que está aumentando la motivación y eficiencia de los colaboradores.

¿Qué es el liderazgo empático?

A nivel conceptual el liderazgo empático es cuando un jefe se coloca en el contexto de sus colaboradores. En la práctica, los colaboradores consideran un liderazgo empático cuando perciben que sus necesidades, tanto personales como profesionales, son escuchadas, comprendidas y adaptadas tanto por los líderes como por la organización.

COVID-19 abrió una puerta a la vida personal de nuestros colaboradores, al convertir sus hogares en centros de trabajo nos permitió conocerlos mejor. Más allá de la ropa de oficina y de la clásica conversación de pasillo: ¿Cómo estás? / ¿Bien y tú?,  descubrimos hijos, parejas, madres y padres con muchas cosas sucediendo alrededor de sus vidas: problemas, temores, aspiraciones e incluso rachas de ansiedad.

Los líderes están al frente de una gran oportunidad de ser empáticos porque hoy pueden entender un poco más acerca del contexto que vive cada colaborador, las situaciones que los estresan y las que los motivan y encontrar así los caminos para apoyarlos, para ayudarles a hacer su trabajo más divertido y sobre todo para darles un propósito que conecte con sus expectativas personales.

 Cualidades que debe tener un líder empático

Las personas sienten que los esfuerzos de sus organizaciones por ser empáticos son deshonestos, de acuerdo con EY Consulting, dos de cada cinco empleados dicen que su empresa no cumple cuando hace promesas, y esto nos lleva a enfatizar cuáles son las 5 cualidades que un líder empático debería tener:

1. Abierto y transparente 
2. Justo 
3. Cumple con los acuerdos
4. Alienta a otros a compartir sus opiniones 
5. De confianza para manejar conversaciones difíciles 

4 consejos para ser un líder empático

Si bien los líderes de cada departamento son la clave para entender las necesidades e inquietudes de los colaboradores, es importante mencionar que la responsabilidad de un liderazgo empático es compartida. Las empresas están comprometidas a dar los suficientes elementos para que los líderes sean capaces proveer apoyo y motivación para cada colaborador:

1. Capacitaciones de liderazgo

Ser líder es una habilidad que se aprende, y son las empresas quienes deben proveer de cursos y estrategias de empoderamiento para formar un equipo de líderes capaces de atraer, contratar e inspirar al resto del talento. 

2. Herramientas para identificar las habilidades y áreas de oportunidad

Permiten que tus colaboradores compartan sus áreas de expertise y en equipo creen un plan personalizado de desarrollo profesional y personal, puedes probar con la metodología Team Canvas o algunas herramientas tecnológicas como el módulo de competencias de Lernit.

3. Capacitaciones y cursos para los colaboradores alineados con sus expectativas profesionales

Las personas quieren trabajar para una empresa que se preocupe por su futuro y les ayude a desarrollar sus carreras. Los LMS y cursos ondemand son herramientas para continuar desarrollando a tu equipo. Además que:

  • Aumentan la productividad y el rendimiento. Los empleados entienden sus roles y tienen las habilidades y herramientas que necesitan para cometer menos errores y ser más productivos.
  • Mejoran el cumplimiento. Los programas de desarrollo de capacidades ayudan a las empresas a crear un entorno de trabajo seguro, inclusivo y no discriminatorio. 
  • Marcan la pauta. El desarrollo de capacidades proporciona un enfoque común de trabajo que reduce los errores y las faltas de comunicación.
  • Mayor satisfacción del cliente. Aumentan el compromiso de los empleados y posteriormente mejoran el rendimiento.

4. Espacios para recibir un feedback constructivo

La comunicación es la base del liderazgo empático, escuchar las necesidades y expectativas de los colaboradores debe ser un hábito para cualquier líder. Las primeras veces puede ser incómodo escuchar como los colaboradores te dicen que estás haciendo mal las cosas y lo inconformes que están con tus decisiones, pero calma, esto es el principio de un gran cambio. 

Trata de entender que tus colaboradores se están asincerando, y que realmente te están dando un regalo para ser mejor. Da un paso atrás no te molestes con el colaborador, siéntete agradecido y si las emociones están presentes quizá puedas decirles: oye tengo que procesar eso, pero estoy muy agradecido de que hayas tenido la confianza y las agallas para venir a decírmelo. 

Aquí te compartimos algunas ideas para que tus sesiones de feedback sean constructivas para ti y tus colaboradores:

  • Elige el mejor lugar y momento. Evita tener feedback después de una pelea o un día de mucha tensión, opta por momentos más relajantes, como después de una comida, o antes de empezar la jornada laboral.
  • Crea acuerdos y compromisos. No se trata de una sesión donde solo escuches a tu colaborador, es importante entender qué se puede mejorar y salir de esa sesión con acuerdos, por ejemplo: “entiendo que estás molesto por las horas extras de trabajo a causa de emergencias, me comprometo a priorizar las iniciativas del área y comunicarlas al resto del equipo para que esto no suceda”.
  • Fomenta la autocrítica. Evita resolver todas las problemáticas tú mismo, permite que tus colaboradores encuentren la solución a los problemas para que aprendan a resolverlos ellos mismos. 

¿Por qué fomentar el liderazgo empático?

El liderazgo empático impacta directamente en el desempeño de los colaboradores, al menos así es percibido por casi nueve de cada 10 empleados quienes consideran que la buena relación y empatía entre ellos y sus líderes, aumenta su eficiencia, además que reduce la rotación de personal de acuerdo con EY Consulting.

La pandemia ha sobrealimentado la necesidad de los colaboradores de hacer escuchar y materializar sus expectativas de crecimiento laboral y expectativas personales (especialmente en temas como el bienestar mental, los horarios flexibles y el trabajo híbrido). Fomenta este liderazgo en tu empresa y mejora tu ambiente de trabajo, en Lernit podemos apoyarte a través de nuestra plataforma de gestión de talento. Solicita una demo gratuita.

Escrito por
Zamahara González